Objetivo: Los jóvenes son expertos en ocultar sus sentimientos más profundos. Pero aprenderán que aún cuando sus mismos amigos no sepan cómo son ellos realmente por dentro, Dios sí lo sabe y desea ayudarlos y fortalecerlos.

Antes de la reunión, averigua sobre una anécdota o un hecho poco conocido que le sucedió a cada joven, preguntándoles a sus familiares o amigos, y compártelo con el grupo. Por ejemplo: «Cuando Andrea estaba en quinto grado, fue elegida para actuar de princesa «.
Después de hablar sobre cada joven, pregunta:

¿Les molesta que otras personas conozcan las cosas que mencioné acerca de ustedes?¿Por qué si, o por qué
no?

Luego reparte papeles y bolígrafos, y haz que los chicos escriban tres cosas sobre ellos que ninguno de los presentes conocen. Reúne los papeles y lee cada uno en voz alta. Haz que los chicos traten de adivinar de quién estás hablando. Por ejemplo: ¿Quién tiene una autógrafo de…? ¿Quién tuvo 5 mascotas?

Pregunta:

¿Ustedes escribieron las cosas buenas que han hecho, o las cosas malas?¿Por qué?

¿Por qué nos da verguenza admitir que hemos hecho cosas malas?

Diles: A nosotros nos resulta fácil ocultar nuestros pecados ante otros, ¡pero Dios sabe todo sobre nosotros! Él es omnisciente. Y eso es bueno. Veamos
por qué.

Haz que tres voluntarios se turnen para leer los siguientes versículos: 1 Reyes 8:37-40; Salmo 139:1-6; y 1 Juan 3:20.

Pregunta:

¿Cómo se sienten al saber que Dios conoce todo sobre ustedes?

Lee en voz alta Salmo 34:18, Isaías 57: 15-19; y Hebreos 4:13.

Pregunta:

¿En cuál de estos versículos encontramos una advertencia?¿Un consuelo?

¿En qué forma nos asusta el
hecho de que Dios conoce todo sobre nosotros? ¿En qué forma nos anima o consuela?

Diles: Cuando creemos en Jesucristo y consagramos nuestras vidas a él, recibimos su perdón y tenemos la
promesa de que nos consolará y estará con nosotros hasta el fin del mundo.

Finaliza con una oración, dando gracias a Dios por su omnisciencia y pidiéndole su ayuda para vivir como hijos suyos.


Un Comentario

  1. Es una buena dinámica y les hace ver a los jóvenes que Dios sabe todo acerca de ellos, por más que quieran ocultarlo. Esto les hará pensar que Dios ve lo que hacen en oculto y deben tener más cuidado.
    Dios le bendiga Hermano Jeffri

Comentar