Tiempo: 20 a 25 minutos
Tamaño del grupo: cualquiera
Materiales: Biblias y globos uno para cada persona.

Lee en voz alta Salmo 92:4 y Santiago 1:2. Dale a cada chico y chica un globo. Indícales que no deben inflarlo, sino sólo jugar con el mismo echándolo al aire. Después de unos pocos minutos, pregunta: ¿Están divirtiéndose? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Por qué los globos no rebotan? ¿En qué se parecen estos globos desinflados a ti cuando estás deprimido? ¿Qué haces para tratar de recuperar tu «rebote» cuando estás decaído?
Pide que los jóvenes inflen sus globos y que los echen al aire para jugar. Pregunta: ¿En qué manera el inflar los globos con aire se parece a llenarse uno de alegría? ¿De dónde viene la alegría? ¿De qué manera el ser llenos del Espíritu Santo se parece a estar llenos de gozo? ¿Podemos estar llenos de gozo todo el tiempo? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Cómo podemos ser llenos del Espíritu Santo? ¿Cómo podemos ser llenos de gozo?


2 Comentarios

  1. Profile photo of ABELIÑO ABELIÑO dice:

    La verdad esta información es realmente interesante. Voy aplicar en mi grupo de jóvenes; muchas gracias amigos de Liderazgo Juvenil.

  2. es interezante esta semejanza ya q el espiritu santo nos llana de gozo y amor cuando mas triztes o solo nos podemos sentir

Comentar