Tiempo: 15 a 20 minutos
Tamaño del grupo: cualquiera
Materiales: cinta adhesiva y papel

Coloca en la espalda de cada uno de los jóvenes una hoja de papel en el que conste el nombre de una persona famosa o personaje ficticio. No le permitas al joven o señorita ver el nombre escrito en su respectiva hoja. Explica que deben mezclarse unos con otros, y hacer preguntas para descrubrir su «identidad oculta». Sólo se puede hacer una pregunta a la otra persona; no se puede hacer dos preguntas seguidas a la misma persona, y todas las preguntas deben contestarse «sí» o «no».
Después que los jóvenes hayan descubierto sus identidades, pregunta: ¿Cómo te sentías al no saber tu identidad? ¿Fue difícil descubrir el nombre que tenían en la espalda? ¿por qué sí o porque no? ¿En qué se asemeja esta actividad a la lucha que algunas veces enfrentamos tratando de desarrollar nuestra propia identidad?


5 Comentarios

  1. Profile photo of Roberto Roberto dice:

    Buenas noches, algun paseje biblico que me ayude a desarrollar un tema con esta actividad?? DLB

    • Daniel Martínez dice:

      Dios le bendiga hermano. Se me ocurre mejor hacer notar que nuestro carácter y personalidad pueden cambiar de manera continua, y que al igual que con los personajes escritos en cada una de sus espaldas, a veces es muy difícil determinar quiénes somos precisamente por nuestro cambio. Lo importante de todo es saber quiénes somos en Cristo y tener la convicciónd de que en Él tenemos identidad y propósito.

      La cita que se me ocurre es Gál. 3:28-29:
      Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

      Bendiciones.

Comentar