Utiliza la historia de una rana que se cansó de los viejos preceptos del mundo en el que vivía y se lanzó a buscar nuevas aventuras en un mundo distinto, para ilustrar la forma en que Jesucristo convierte la vida de las personas y les hace vivir un mundo diferente al que vivían.
No dejes de mencionar que es importante comunicar esta gran verdad a quienes podamos.

Había dentro de un pozo oscuro y profundo una gran comunidad de ranas.

Había en su sociedad una ley muy rígida.

Había también una curiosidad general en el sentimiento de toda la comunidad: ¿Qué es lo que hay después de esa luz que está arriba de nosotros?

La rigidez de la sociedad y sus gobernantes les impedían siquiera pensar en ello, ya que habían advertido de que después de la luz no habia más que desgracias y sufrimiento. Cualquiera que osara pensar en ello sería duramente castigado y quien se atreviera a ir a la luz no sería recibido en la comunidad nuevamente.

Un buen día una rana joven dijo a sus amigos.. Yo ire a la luz y no regresaré jamás.

Al escucharlo, se quedaron perplejos, algunos le aconsejaron para que no lo hiciera, otros lo delataron. Por esto, los gobernantes decidieron ejecutar a aquella joven rana al día siguiente.

Al dia siguiente, muy temprano, la joven rana esperó y subió al balde que a diario bajaba por agua, para encontrarse con la luz.

La comunidad dudaba más y sentía más curiosidad por este suceso, pero los gobernantes pusieron leyes más estrictas para que nadie hablara de eso, decían que habría muerto en la luz y por eso nunca regresaría.

A unos pocos meses, se escuchó un grito al final de la luz: ¡Hola!

Abajo todos escucharon y alguno respondió: ¿Hola?

La voz respondió: Soy la joven rana que escapó de ustedes.

¿Cómo te va arriba? ¿Sufres mucho? ¿Deseas regresar? preguntaron desde abajo.

Nada de eso –replicó la rana– me va muy bien, hay muchas cosas distintas, aca todo es de colores, no es verde y negro como allá abajo, hay muchos tipos de ranas bonitas y hay muchas más comunidades acá, también hay mucho alimento muy variado y a propósito me he casado y ahora tengo siete hermosos hijos. ¡¡No volvería abajo ni loco!!

Además, –agregó– el que quiera venir, es bien recibido acá, les aseguro que les encantará.

Las autoridades se admiraron y emitieron una nueva ley: Quien piense en irse sería ejecutado al dia siguiente, además condenaron a aquella rana valiente a nunca regresar a su comunidad.

Cuenta la historia que al día siguiente, el balde que bajaba diariamente al pozo, subió repleto de ranas ansiosas por salir.

Asi es, Cristo quiere darte una mejor vida y un mejor mundo distinto, lleno de colores y alimentos nuevos para que salgas de los viejos preceptos del mundo.

Medita brevemente con los jóvenes sobre Galatas 4:1-6


Un Comentario

  1. Profile photo of sebastian sebastian dice:

    excelente reflexion sobre ir en contra de las tendecias del mundo!

Comentar