Tiempo: 10 a 15 minutos
Tamaño del grupo: Cualquiera
Materiales: Algún objeto que se pueda lanzar, tal como una almohada pequeña o una fruta.

Pide que los jóvenes se sienten en un círculo. Diles: Vamos a tener un Pum- Ajá. Pero no se parecerá a ningún Pum-Ajá que hayan visto antes.
Explica que los jóvenes contarán experiencias «pum» y «ajá». Una experiencia «pum» es una desilusión que ocurrió en el hogar, en la escuela o el trabajo. Una experiencia «ajá» es cualquier cosa que les hizo sonreír, tal como un logro personal u otra experiencia agradable.
Consigue un objeto que se pueda lanzar, tal como una almohada pequeña o una fruta. Empieza tu contando una experiencia «pum», y luego lanza el objeto a alguna persona en el círculo mientras dice a la vez «pum» o «ajá». La persona que recibe el objeto deberá contar una experiencia positiva o negativa ocurrida en su vida, según lo que hayas dicho. Continúa hasta que todos en el grupo hayan contado tanto un pum como un ajá.


13 Comentarios

  1. MANU VIT dice:

    que buena idea ! la pondre en practica con mis jovenes ! :D GRACIAS

  2. Profile photo of diego torres diego torres dice:

    Gracias por estas actividades, las utilizo con los jóvenes de la iglesia y nos ayudan mucho, hasta pronto.

  3. Muy interesante, se ve creativa

  4. Profile photo of MAR MONARREZ MAR MONARREZ dice:

    es muy creativa la idea. Dios te de mas ideas…

  5. Profile photo of Débora Débora dice:

    Ehhh! justo lo q buscaba pero para otra aplicación, gracias.

Comentar