Reúne a los jóvenes en un sitio apropiado, con el fin de ir a varias casas de miembros de la iglesia, miembros del grupo, o personas seleccionadas . Vayan a la primera casa y frente a la misma canten varios villancicos y cantos de navidad. Si entre los jóvenes hay alguien que toque el acordeón, la guitarra u otro instrumento apropiado, puedes incluirlo también. Si alguien de la casa sale a agradecer la serenata, indiquen que vienen de parte del grupo de jóvenes de la iglesia, y como demostración del espíritu de navidad. Luego diríjanse a otro domicilio, y repitan la misma actividad. Concluyan en algún hogar determinado de antemano, y ofrece a los jóvenes chocolate caliente o café ( si en tu país hace frío) o resfrescos (si hace calor) junto con algún bocadillo, y un breve devocional y oración.

Si los hogares de las personas están muy distantes, pueden seleccionar un barrio o vecindario una noche, y otra noche visitar tres o cuatro hogares que se encuentren próximos los unos de los otros, en otro barrio.

Comentar