¿Cuál es la mejor manera de manejar a los adolescentes que se distraen durante las clases? Ellos a veces gritan, a veces permanecen quietos, pero desatentos. De cualquiera de las dos formas, ellos están molestando continuamente a los otros niños en la clase. ¿Qué puedo hacer?

Algunos pensamientos aquí

1. Toma un interés personal en el estudiante(s) que perturban; pero fuera del horario de los encuentros. Como estás construyendo relaciones, desearás encontrar estudiantes que sean más receptivos durante el tiempo del encuentro.

2. En otro momento, fuera del lugar de clases, trata de hablar individualmente con los estudiantes molestos, comparte con ellos tu preocupación y pídeles su cooperación. A veces no «tenemos» porque no «pedimos».

3. Establece las normas de comportamiento. ¿Tus estudiantes saben qué se espera de ellos? Usa el tiempo de encuentro con tus estudiantes para trabajar en las normas todos juntos (separado de los que actualmente provocan disturbios). Que sean los mismos estudiantes quienes decidan cuál es el comportamiento considerado aceptable, el proceso de advertencia y la disciplina adecuada.

4. Sigue el plan. Una vez que se hayan delineado las normas y se hayan dado a conocer, apégate a ellas. Que los jóvenes líderes compartan la responsabilidad de advertir y disciplinar cuando sea necesario, para que así no sea una sola persona la que vean como «el pesado».

5. Si un estudiante revoltoso no quiere cooperar y necesita ser corregido durante el tiempo de clase, es preferible hacerlo cuando se encuentra solo y no delante de toda la clase.

6. Finalmente, si un estudiante no desea cooperar, habla con los padres y pídeles su ayuda para lograr buenos resultados entre todos.

7. Y una última sugerencia: contrólate. Puedes sentirse impelido a perder la paciencia con un estudiante que quiere molestarte todo el tiempo. Siempre haz lo mejor que pueda, actuando con amor.

Comentar