Tiempo: 20 a 30 minutos
Tamaño de grupo: cualquiera
Materiales: Hojas papel, cinta adhesiva y marcadores

Cada joven debe crear un banderín o emblema y escribir en él su propio nombre. Luego debe colocarlo en la pared del salón de reunión, fijándolo con cinta adhesiva.

Entonces los demás jóvenes se dirigirán a cada banderín por turno, y dibujarán un símbolo o dibujo, o escribirán una nota que describa algo que admiran en esa persona. Recoje todos los banderines y guárdalos en algún lugar apropiado en la iglesia.

Cada mes exhibé en el salón de reunión de jóvenes los banderines de aquellos chicos que cumplen años ese mes. Al final del año, entrega a cada persona el banderín que le pertenece.