Utiliza esta idea para reflexionar acerca de la importancia del tiempo a solas con Dios, el devocional diario y propicia un momento para la ministración del Espíritu Santo en la vida de los jóvenes.

Objetivo: Reflexionar sobre la importancia de estar un tiempo a solas con Dios.

Materiales: Mucho papel periódico, tirro, papel para escribir y lapices (se repartirá un poco de cada cosa a cada joven)

Indicaciones:
Después de repartidos los materiales, se indicará a los jovenes a que cada uno se construya un capullo para sí mismos (especie de casa) de tamaño un poco mas grande. Luego deberá introducirse en el capullo para orar y adorar a Dios como a él se le ocurra en privado.

También deberá escribir una carta a Dios, muy personal en ese momento.

Luego de un poco de tiempo deberán doblar y guardar la casa (pueden conservarla como un recuerdo o botarla).

Pide a algunos jovenes que lean (voluntariamente) la carta que le escribieron a Dios, y que expliquen qué sintieron mientras desarrollaban esta actividad: mientras construían el capullo, ¿En qué pensaron? , Mientras estaban adentro ¿Qué sentían?

Ahora es buen momento para reflexionar sobre la comunión íntima con Dios, el devocional diario y la adoración en privado. Algunas buenas citas sobre esto son: Mateo 6:6 y Juan 4:24

Comentar