Mi prima ha llevado a una amiga que no es cristiana al grupo. Ella es realmente grosera y despectiva. Ella anda jugando por allí durante el estudio de la Biblia y está totalmente distraída. Yo sé que la misericordia de Dios es para todos, pero me siento tan enojada con esta niña, que ni siquiera quiero que asista a las reuniones del grupo. ¿Tiene alguna sugerencia?

Entiendo perfectamente lo que me dice. Puede ser muy frustrante tener a alguien cerca que moleste tanto como un dolor de cabeza. Pero yo también pienso que no puede haber un lugar mejor para que esté la amiga no cristiana de tu prima, que el grupo juvenil.
Quién sabe por qué está actuando de esa forma. Puede ser que se sienta nerviosa en un sitio nuevo. Puede ser que ella realmente no entienda que algunos de sus comportamientos son inapropiados. O puede ser que ella, simplemente, quiera ver qué puede ganar con eso. Afortunadamente, los líderes de jóvenes le enseñarán a su prima a conocer los límites del comportamiento. Al mismo tiempo, el grupo debe demostrar su paciencia y respeto, para que ella se sienta bienvenida, a pesar de su conducta.

Si su comportamiento continúa afectándola, habla con el pastor de los jóvenes. Él o ella puede que no se hayan dado cuenta de los efectos que tiene esta nueva niña en los demás integrantes del grupo. O el pastor del grupo juvenil puede darle sugerencias –o formas específicas– de cómo puede ayudar a la amiga de su prima, para que se sienta más a gusto.

Tu situación me recuerda a Pedro, el discípulo de Jesús. Antes de que viniera Jesús, Pedro –o Simón, como se llamaba entonces– no era más que un pescador muy «bocón». Pero Jesús miró a ese hombre tosco y grosero y vio todo su potencial. Pedro se convirtió en el líder en los principios de la iglesia, porque Jesús creyó que él podría cambiar.

En una oportunidad, un niño de ocho años vino a nuestro grupo juvenil y, francamente, yo tenía el secreto deseo de que él pudiera encontrar a otro grupo en vez del nuestro. Pero, debido a que algunos estudiantes permanecieron ahí con él y lo ayudaron a atravesar varios momentos difíciles, él pudo rearmar su vida
Hoy, él es uno de los más efectivos trabajadores para la juventud del mundo. Oro porque la amiga no cristiana de tu prima use un día su energía y coraje en Jesucristo. Así que ora por ella y se paciente. Uno nunca sabe lo que Dios tiene pensado para nosotros.

Comentar