Toma dos flores idénticas y muestraselas al grupo. Di: Quiero que todos vean que hermosas son estas flores. Guarda contigo una flor y pasa la otra para que cada joven y señorita la toque, la huela, y le saque un pétalo o dos, si quiere. Deja que la pasen hasta que se vea estropeada y ajada. Toma de nuevo la flor que estaban pasando los jóvenes y muestrala junto a la que está fresca. Pregunta ¿cuál de las flores preferirían tener? ¿Cómo se sintieron al ver que la flor que estábamos pasando se estropeaba cada vez más? ¿De qué manera se parece tu sexualidad a estas flores? Si en realidad amáramos a esta flor, ¿cómo la hubiéramos tratado?
Di: Las flores son hermosas y están para que se las admiren y para que disfruten de su aroma. Pero admiramos esta flor tan rudamente que acabó lesionada. Pregunta: ¿En qué se parece la manera en que tratamos a esta flor al hecho de tener relaciones sexuales ? ¿Qué dice la Biblia al respecto?

Tomado del libro: Escoja y Seleccione : Ideas Dinámicas para reuniones juveniles


6 Comentarios

  1. Gracias por estos recursos tan valiosos … qdlb…..

  2. Profile photo of freddy sosa freddy sosa dice:

    ES MUY INTERESANTE, QUE BUEN EJEMPLO ¡¡GRACIAS!!!

  3. asi es, es una buena manera de enseñar lo que sucede con….. un ser humano al entregarse sexualmente…..va dejando su ser….. relacion tras relacion prematrimonial…

Comentar