Pregunta: Los padres de mis jóvenes no quieren apoyar el ministerio juvenil, ¿qué puedo hacer al respecto?

Respuesta: Si desarrollamos relaciones importantes con los padres de nuestros chicos, recibiremos mucho apoyo y ayuda por parte de ellos. Una de las mejores formas para desarrollar buenas relaciones con los padres de familia es servirlos. Un ministerio juvenil puede hacer muchas cosas para ayudar a los padres de familia y una de las cosas que hacemos periódicamente es una actividad de preparación para los padres. Invitamos a expertos en temas familiares y el ministerio juvenil organiza el programa. Los chicos sirven en todas las áreas. Los jóvenes participan en casi todo, desde las inscripciones hasta la comida y limpieza. Los padres se benefician de la enseñanza y esto construye credibilidad para el ministerio juvenil. Además, construimos una biblioteca para los padres. En esta biblioteca no solo se encuentran libros, sino también vídeos, mensajes en casetes, música e ideas prácticas para ayudarlos en su tan difícil tarea de ser padres de adolescentes y jóvenes. No olvidemos que construir relaciones significativas con los padres de familia puede convertirse en una de las mejores inversiones en todo el ministerio juvenil.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on StumbleUpon

Comentar


*