¿Cuál es la mejor manera de mantener a los preadolescentes interesados en un grupo juvenil?

Hay un par de formas en que puede hacerlo.

Primero: Averigua en qué están tus estudiantes: ¿qué les gusta hacer cuando tienen tiempo libre? Si ellos tuvieran una tarde libre, ¿qué harían? ¿Cómo se insertan estos estudiantes intermedios en su área?

Segundo: Una de las mejores maneras es que se sientan involucrados en el ministerio. Hay un dicho que viene bien en estos casos: «La gente apoya lo que ha creado». Comienza por tener involucrados a estos estudiantes intermedios en la planificación de programas y otras funciones y actividades ministeriales. Implementa la dirección de un grupo de estudiantes intermedios, si aún no la tienes. Otórgueles roles en el ministerio que sean oportunos, competitivos, significativos y apropiados. Vuelca los planes y los sueños del ministerio en ellos. Ayúdalos a sentir que ese es su ministerio, no el tuyo.

Tercero: Para que la gente se sienta animada y dueña, se necesita que esté conectada al ministerio. Encuentra las necesidades en los niños que tu ya tienes. Encuentra a otros líderes adultos a quienes les gustaría animar a tus estudiantes intermedios en su camino con Cristo. Como ellos se sentirán personalmente valorados y cuidados… ellos, naturalmente se animarán a involucrarse con el ministerio.

Comentar