Organiza una fiesta musical de interpretaciones de canciones cristianas o canciones folklóricas sanas.

Cada persona o grupo puede escoger la canción que quiere interpretar. Anima a los jóvenes para que también hagan coreografías en sus canciones seleccionadas, si lo desean.
Prepara un escenario con un equipo de sonido, micrófonos y atriles.
Durante la gran función, cada grupo debe interpretar su canción. Pide que cada persona traiga galletas o refrescos para compartir con otros. ¡La unica regla es divertirse y gustar de la presencia de Dios y de la sana comunión unos con otros!

Comentar