Cuatro técnicas para enviar mensajes creativos

1. Mensaje parcial. Cualquiera puede enviar correo electrónico. Trata de enviar sólo una parte del mensaje. Para que el mismo tenga sentido, procura que los miembros del grupo respondan con su versículo favorito, o con el nombre del amigo que invitarán a la iglesia. Finaliza tu mensaje con una pregunta que los haga pensar, y de esta manera los lleve a responder. Por ejemplo: «Dios sacrificó a sus hijo por nosotros, para que podamos….»

2. Oración en cadena. Envía un correo electrónico a un adolescente con tu nombre en el encabezado y tus solicitudes de plegaria. La persona que lo recibe debe agregar su nombre debajo del tuyo con sus peticiones. Se repite este procedimiento entre todos los miembros del grupo de adolescentes. Cuando la última persona del grupo recibe el correo electrónico con la lista, agrega su nombre y te lo reenvía. Luego puedes imprimirlo para las reuniones o enviarlo a todo el grupo como un correo masivo.

3. Adivina de quien se trata. Indica a los miembros de tu grupo a que te entreguen en forma privada una descripción de ellos mismos. Una vez por semana envía una de estas descripciones al grupo, pero sin decir de quien se trata. ¡Ofrece un premio a la persona que lo adivine!

4. Estudio en línea. Envía una vez por mes un versículo o capítulo de la Sagrada Escritura al grupo. Indícales que escriban lo que para ellos significa y que te lo reenvíen. Junta todas las respuestas en un solo mensaje y envíalo a todo el grupo de manera tal que los adolescentes puedan conocer lo que otros opinan sobre los mismos versículos.


Un Comentario

  1. Profile photo of ADN ADN dice:

    Guuauu q buenas ideas gracias :D las pondre en practica

Comentar