El torbellino interior

Era talentosa, atlética y hermosa y aun así, conservaba la belleza encantadora de una chica sencilla. Marilyn Van Derber desfiló por la pasarela de un teatro de Atlantic City para convertirse en la nueva Miss América. Después de un año ajetreado de reinado en que hizo multitud de presentaciones este­lares, inicio una destacada carrera como conferencista.

Pronto se convirtió en la expresión máxima de confianza y compostura al ser la anfitriona de 23 pro­gramas especiales de televisión y fungió por 16 años como la única portavoz femenina de una afamada empresa.

Al cumplir los 33 años, Marilyn volvió a subir a un escenario, con objeto de proclamar un mensaje muy diferente: “Esta noche rompo el silencio… voy a mencionar lo inmencionable”.1 Después continuó diciendo: “Desde los cinco años hasta que cumplí 18 y salí de mi hogar para estudiar en la universidad, mi padre abusó sexualmente de mí”.2

Como conferencista motivacional, Marilyn tenía un nuevo objetivo, la pasión de ayudar a otras víctimas a romper el silencio, a restaurar sus vidas y vivir en plenitud. Después de hablar de su horrendo secreto, ayudó a otras personas para que también hablaran de los suyos y superaran la vergüenza. Pero todavía hay muchas víctimas que viven en un torbel­lino interior y lloran por dentro.

“Mi corazón está dolorido dentro de mí, Y terrores de muerte sobre mí han caído. Temor y temblor vinieron sobre mí, y terror me ha cubierto”.(Salmos 55:4-5)

Para quienes han sufrido tal injusticia que pro­voca dolor emocional y daño en el alma, la Biblia ofrece la siguiente promesa:

“Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu”. (Salmos 34:18)

Definiciones

El abuso sexual infantil es cualquier acto físico, visual o verbal cometido contra un menor por medio del cual un niño mayor o un adulto obtienen placer sexual. A menudo el abuso lo comete un conocido del menor o alguien con quien tiene contacto frecuente.

El incesto es la interacción sexual con un niño o adolescente por parte de cualquier miembro de su familia. Las relaciones incestuosas a menudo se llevan a cabo por largos períodos de tiempo.

“Ningún varón se llegue a parienta próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová”. (Levítico 18:6)

Síes y noes de estar en alerta3

Esté en alerta … Generalmente los niños sufren el abuso • de parte de gente que conocen.

Esté en alerta … Generalmente los niños no mienten • acerca del abuso sexual.

Esté en alerta … A menudo el abuso físico es violento, • pero el abuso sexual no lo es.

Esté en alerta … Es posible que los niños nieguen o • cambien los hechos por miedo.

Esté en alerta … El abuso sexual es progresivo y • empeorará si no se detiene.

Esté en alerta … El abuso sexual es ilegal, es un crimen • y debe denunciarse.

No

Niegue la situación, sin importar cuán difícil sea creerla. •

Crea que porque sólo sucedió una vez no es grave. •

Minimice el abuso. •

Permita que el agresor se salga con la suya, enfréntelo. •

Culpe a otros miembros de la familia. •

Permita que el abuso se considere como un “secreto de • familia”.

“Alegría es para el justo el hacer juicio; Mas destrucción a los que hacen iniquidad”. (Proverbios 21:15)

¿Por qué los niños no dicen nada?

Por distintas razones, la mayoría de los niños nun­ca hablan con nadie del “secreto” del abuso. Y cuando finalmente lo hacen, ¡a menudo es después de muchos años! Ellos quieren proteger a su agresor porque… 4

tienen un sentido de culpa ( culpabilidad falsa). • Llegan a creer que ellos son los culpables del abuso.

sienten amor y lealtad por el agresor. •

temen que la persona que los escuche reaccione • con incredulidad y negación, o bien con horror y condenación

tienen miedo a la autoridad y el poder del agresor. •

están amenazados por el agresor. •

temen lo que pueda pasarle a su agresor. •

se sienten obligados con el agresor. •

sienten que a nadie le importa ¡porque nadie les • pregunta nada!

Sin embargo, el Señor dice.:

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.” (Deuteronomio 31:8)

Un niño que ha sido víctima de abuso sexual se siente totalmente indefenso. El niño . . .

no tiene opción en el abuso. •

no puede evitar o detener el abuso. •

está indefenso ante el dolor emocional. •

se siente indefenso y completamente solo. •

No importa su edad, a un niño jamás se le debe culpar por el abuso. La Biblia describe el interés de Dios por las victimas:

“Tú lo has visto; porque miras el trabajo y la vejación, para dar la recompensa con tu mano; A ti se acoge el desvalido; tú eres el amparo del huérfano”. (Salmos 10:14)

¿Qué debe usted hacer?

Si usted sospecha de abuso sexual . . .

Busque a un profesional que sepa trabajar con niños.

Para confirmar o desechar las sospechas . . .

Comuníquese con los servicios de protección a la ——niñez y discuta con ellos su preocupación en privado

Considere la posibilidad de que un profesional valore ——al niño.

Para obtener más información (sin la presencia del niño) . . .

Comuníquese con los servicios de protección al ——menor

Llame a la policía o a otra fuerza de seguridad. ——

Póngase en contacto con un consejero pastoral o un ——especialista en abuso sexual.

Si el niño denuncia el abuso . . .

Escuche, sea sensible y déle apoyo emocional. ——

No haga promesas que no pueda cumplir, como “tu ——madre no se enojará”, o “el agresor no sufrirá ningún daño”.

Explíquele que se debe denunciar a las instancias ——policíacas y prepárelo para lo que pueda suceder después.

Dispóngase a proveer protección, solicite un examen ——médico y obtenga ayuda profesional.

Si usted observa señales sospechosas en el cuerpo del menor . . .

Lleve al niño a un pediatra o al servicio de emergen­——cia de un hospital para que se examine y documente la agresión.

Pida fotocopias del registro médico y fotografías. ——

Si no encuentra ayuda, acuda a una autoridad superior. ——

“También os rogamos . . . que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos”. (1 Tesalonicenses 5:14)

Preguntas y respuestas

“Si un niño sufrió el abuso sexual cuando era muy pequeño, ¿el tiempo no borrará los recuerdos de lo sucedido?”

El daño emocional que se hace al alma del niño(a) puede durar toda la vida. Aun cuando no exista recuerdo del evento en la memoria y sin entender por qué, las víctimas de abuso sexual siempre llevan con ellas una baja autoestima muy dañina, una abrumadora vergüenza y una perspectiva de la vida y las relaciones basadas en el temor. El Señor es el único que puede abrir las puertas de la prisión en la que viven:

“Escucha mi clamor, porque estoy muy afligido. Líbrame de los que me persiguen, porque son más fuertes que yo. Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; me rodearán los justos, porque tú me serás propicio”. (Salmos 142:6-7)

“¿Tiene problemas de promiscuidad el niño(a) que fue víctima de abuso sexual?”

Las experiencias sexuales tempranas a veces provocan la promiscuidad en los adolescentes. Pero no todos los niños reaccionan al abuso de esa manera. No obstante, una vez que se despiertan los deseos sexuales, pueden derrumbarse los límites para expresar la sexualidad. En su deseo de ser amadas, muchas víctimas endurecen su corazón hacia Dios y deciden practicar la promiscuidad. Puesto que desconfían de Dios, “buscan el amor en el lugar equivocado.”

“Yo anduve errante como oveja extraviada”. (Salmos 119:176)

“¿Por qué es tan difícil que confíen en Dios los niños que sufren de abuso sexual?”

Los niños tienden a creer que su padre terrenal es un reflejo del Padre celestial. Si su padre terrenal es abusivo e indigno de confianza, llegan a creer que el Padre celestial también es abusivo y que no pueden confiar en él.

“Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.” (Nahúm 1:7)

El poder del secreto

Sabiendo que el niño no va a revelar lo que está pasando, el secreto se vuelve el arma más poderosa del que comete abuso sexual infantil. La estrategia de Dios para proteger a la víctima es revelar el secreto y permitir que la verdad haga libre al menor.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. (Juan 8:32)

El secreto revelado

Las víctimas del abuso sexual infantil están encadenadas al “secreto”. La única estrategia para romper el secreto es decir la verdad. Para abrir el corazón de la víctima, déle el amor, cuidado y com­pasión que fluye del espíritu de Dios.5

Pida la sabiduría sobrenatural de Dios.•

Provea al menor de una atmósfera segura.•

Pregunte al menor si se siente incómodo o • confundido.

Escuche, observe y reflexione con cuidado.•

Deje que las autoridades determinen la verdad.•

Asegure al menor que usted cree en él.•

Afirme que el ofensor es el único culpable.•

Asegúrele al menor que él no tiene la culpa.•

Confírmele que “denunciar” es lo correcto.•

Provea un ambiente seguro demostrándo• le amor y compasión.

“Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre; Mas el hombre entendido lo alcanzará”. (Proverbios 20:5)

Adaptado de la Biblioteca de Consejería Bíblica de Hope For The Heart (Esperanza Para El Corazón). Las 100 Referencias Rápidas proveen verdades bíblicas concisas—La verdad de Dios para los problemas de hoy.

Para mayor información, pida la Clave Bíblica Para Consejería y escuche la serie en CD acerca de El abuso sexual infantil: El torbellino interior

Temas relacionados con el abuso sexual infantil . . .

Homosexualidad: Un caso de identidad equivocada

Violación: Rescatada y restaurada

Adicción sexual: Cómo salir de sus redes

Integridad sexual: Las decisiones y desafíos de la pasión sexual

Su valor personal: Una cuestión de visión

Las víctimas: Cómo vencer la mentalidad de víctima

© 2007-2008 Hope For The Heart

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673)visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Todas las citas bíblicas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. Todos los derechos reservados.

1. “Extracto del discurso de Marilyn Van Derber Atler,” The Denver Post, jueves, 9 de mayo, 1991.

2. Marilyn Van Derber Atler, “The Darkest Secret,” (El secreto más oscuro”) People, 10 de junio, 1991, 88.

3. para esta sección vea Grant Martin, Please Don’t Hurt Me, “Por favor, no me lastimes”, (Wheaton, IL: Victor, 1987), 52–3.

4. para esta sección vea Kay Marshall Strom, Helping Women in Crisis: A Handbook for People Helpers, “ayudando a mujeres en crisis: manual para los que ayudan a otros”, (Grand Rapids: Zondervan, 1986), 43.

5. Para esta sección vea Martin, Please Don’t Hurt Me, “Por favor, no me lastimes”, 51–59.

FacebookTwitterGoogle+EmailStumbleUpon

2 Comentarios

  1. Gracias, yo fui abusada y vivo aun con la persona que abuso de mi, lo dije despues de 10 años que fui abusada y mis familiares nunca creyeron. Hasta la fecha no creen.

Comentar


*