Palabras tiernas en medio del desierto

La gran depresión de los Estados Unidos se caracterizó por la pérdida de ingresos económicos, largas filas para obtener una comida y pérdida de vidas. Aun los granjeros perdieron sus esperanzas cuando los cielos se nublaron por la plaga de langostas que devoraron sus cosechas.

Una devastación similar ocurre en el corazón de un cónyuge cuando escucha a su pareja decir: “Quiero el divorcio”. Los días se tornan oscuros y los sueños se hacen pedazos. Parece que la sequía nunca terminará. Sin embargo, Dios habla con ternura al corazón de quien ha sufrido el abandono.

“Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta”. (Joel 2:25)

Lo que Dios piensa acerca del divorcio

Dios repudia el divorcio. (Malaquías 2:16)

Delante de Dios, el divorcio no disuelve el lazo espiritual que une a una pareja que ha formado “una sola carne”. (Mateo 5:32)

Dios puede cerrar sus oídos a las oraciones de aquel que rompe su pacto matrimonial. (Malaquías 2:13–14)

Dios no permite el divorcio aunque el compañero todavía no sea creyente. El incrédulo se santifica a través del cónyuge creyente y puede llegar a convertirse en cristiano. (1 Corintios 7:14, 16)

El sentir de Dios es que debe procurarse la reconciliación de la pareja, aun si ha habido divorcio de por medio. (1 Corintios 7:10–11)

Causas externas que favorecen el divorcio

Falta de convicciones morales firmes

Relaciones sexuales antes del matrimonio

Preocupación excesiva por los aspectos económicos y materiales

Buscar el éxito en la profesión

Buscar la felicidad egoístamente

Creer en el mito del matrimonio ideal

“Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; mas el que endurece su corazón caerá en el mal”. (Proverbios 28:14)

Instrucciones divinas respecto al divorcio y nuevo matrimonio

Dios cuida y protege al cónyuge fiel a través del divorcio. (Proverbios 2:8)

Dios permite el divorcio y el logrará realizar sus propósitos sublimes para su vida. (Romanos 8:28)

Dios promete suplir todas sus necesidades. (Filipenses 4:19)

Dios demanda que se haga una evaluación personal cuando ha pasado por la experiencia del divorcio. (Mateo 7:1–5)

El sentir del corazón de Dios es dar una “nueva vida”, a pesar de la devastación del divorcio. (Jeremías 29:11)

“(Dios) Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos”. (Proverbios 2:8)

Versículo clave para memorizar

“Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.(Filipenses 4:12–13)

Pasaje clave para leer y meditar

Salmos 119:25–32

Etapas y reacciones ante un divorcio no deseado

1. Turbulencia (Isaías 43:2)

Negación

Vergüenza

Soledad

Rechazo

Temor

Ira

2. Transición (Salmos 71:20)

Evite seguir patrones negativos de razonamiento.

Reconozca que el divorcio no se debió sólo a “su” culpa.

Reciba el amor de Dios y su total aceptación.

Renuncie a sus derechos y comience el proceso del perdón.

Reajuste sus costumbres para vivir sin su cónyuge.

3. Bienestar (Ezequiel 36:36)

Sepa que Dios tiene el control de sus circunstancias.

Reconozca que Dios cuida de usted y de cada detalle de su vida.

Sepa que Dios le ha llevado por ese doloroso proceso para fortalecer su carácter.

Reconozca que la vida está llena de gozo y promesas.

Sepa que Dios quiere usarlo(a) para llevar su amor a la vida de otros.

“Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré salvo; porque tú eres mi alabanza”.(Jeremías 17:14)

¡La libertad de perdonar!

Siga el camino de corrección de Dios. (Proverbios 15:31)

Reconozca sus pecados personales y pida perdón a Dios. (Salmos 32:5)

Reconozca su necesidad de confesar sus pecados y pedir perdón por ellos. (Santiago 5:16)

Sólo diga cosas positivas. (Efesios 4:29)

Identifique las necesidades no satisfechas de su ex-cónyuge. (Proverbios 16:21)

Comprométase a orar por su ex-cónyuge. (Mateo 5:44)

Viva con expectación y espere la obra de Dios a su favor. (Isaías 64:4)

“Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas”. (Mateo 6:14–15)

“¿ Hay fundamento en la Biblia para aceptar el divorcio y

el nuevo casamiento?”

Sí. La mayoría de los teólogos concuerdan en que la Biblia permite el divorcio en dos situaciones específicas.

Infidelidad sexual —

“Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”.(Mateo 19:9)

Abandono físico —

“Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios”. (1 Corintios 7:15)

“ Si estoy sufriendo por un divorcio que no busqué,

sino que fue provocado por mi cónyuge, ¿tengo libertad para volver a casarme?”

Dios desea que haya reconciliación, pero si su cónyuge se ha vuelto a casar, entonces usted puede hacerlo también. Sin embargo, Dios tiene un plan específico para su vida, y usted necesita pedirle sabiduría cuando piense en volver a casarse.

“Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando… Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios”.(1 Corintios 7:8–9, 15)

Temas relacionados con el divorcio

Adulterio:

La trampa de una relación prohibida

La soledad:

Cómo estar solo sin sentir soledad

El rechazo:

Sanando el corazón herido

La soltería:

Soltero pero contento

Familias monoparentales:

Al éxito con Dios como líder

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados.

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • •

Comentar