¿Tiene usted una identidad falsa?

Poco después de medianoche, el lujoso Expreso de Oriente quedó atrapado en la nieve, detenido en las vías durante seis días. Por la mañana, encuentran a un pasajero norteamericano asesinado en su compartimiento, acuchillado una sola vez en la espalda. Agatha Christie escribió que a partir de ese momento, doce personas, cuya verdadera identidad no correspondía a quienes decían ser, se dedicaron a embrollar al cuidadoso sabueso Hércules Poirot.1

Asesinato en el Expreso de Oriente ha sido por mucho tiempo uno de las novelas de misterio más intrigantes del mundo. Los ingredientes: un tren atascado, 12 personas con identidad falsa (aparentemente todas ellas desconocidas entre sí). Sin embargo, las doce conspiraron para acuchillar en el mismo lugar de la espalda al secuestrador y asesino del hijo de Charles Lindbergh. Todos los personajes estaban estrechamente relacionados con la familia Lindbergh, eran la nana, el chofer, un amigo de la familia, etc., y todos buscaban vengarse. Cada uno adoptó una identidad diferente para evitar ser acusado del crimen. Si Poirot hubiera seguido las muchas pistas falsas (o cortinas de humo) que cada uno de los personajes le puso, nunca se habría conocido la verdad.

La ficción es una cosa, la realidad es otra. Si usted quiere vivir a la luz de la verdad, investigue usted mismo. ¿Se sigue aferrando a pasiones erróneas que le han hecho adoptar una identidad falsa? ¿Está usted haciendo caso de las muchas pistas falsas de las iglesias de homosexuales, grupos de militantes gay y grupos de cabildeo pro-gay que presionan al congreso? Tal vez usted ha llegado a conclusiones erróneas y se ha convertido en otro caso de “identidad equivocada”. Si esto es verdad, lo que usted necesita conocer es la verdad. La verdad de Dios. Por eso, Cristo dijo:

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. (Juan 8:32)

¿Qué factores conducen a la homosexualidad?

#1 Incapacidad para identificarse con un padre débil o ausente y considerar que las mujeres son indeseables

Piensa que el padre es débil e impotente y su madre es la mandamás

Rechaza cualquier trato con las mujeres porque le recuerdan a su madre dominante y controladora

Detesta ser tomado como el “esposo” sustituto de su madre que se siente sola.

#2 Incapacidad para vincularse con un padre que no lo afirma en su identidad

Siente que nunca podrá alcanzar las normas de masculinidad de su padre

Envidia a sus hermanos deportistas, cuya masculinidad recibe afirmación, mientras que la suya le es negada

Se ve a sí mismo como un fracaso como varón dentro de su hogar y entre sus compañeros

#3 Falla al no vincularse emocionalmente en forma positiva y saludable con los varones debido al maltrato o abuso de parte de un hombre muy significativo en su vida

Se resiente con su padre a quien ve como un hombre duro que lo rechaza

Se rebela contra su padre hipócrita que habla de sus creencias religiosas pero que las niega con sus hechos.

Reacciona con confusión en cuanto a su identidad sexual debido al abuso sexual que sufrió antes de los doce años

“Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá”. (Salmos 27:10)

¿Qué factores conducen al lesbianismo?

#1 Incapacidad para identificarse con una madre débil

Destaca en atletismo y se convierte en una marimacha, impidiendo de esa manera el desarrollo de su feminidad

Al rechazar a su madre, se convierte en su propia mamá, creando en sí misma un gran anhelo por la figura materna

#2 Incapacidad para vincularse con una madre poco materna

Considera que su madre es demasiado ruda y criticona, y siente que no puede darle gusto en nada

Culpa a su madre por haberse divorciado

#3 Falla al no vincularse emocionalmente con su padre u otros hombres abusivos

Se niega a confiar en los hombres debido a un padre lejano, ausente o alcohólico

Se sustrae del trato con los hombres debido al abuso sexual o físico de un hombre

Versículo clave para memorizar

“He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?” (Jeremías 32:27)

Pasaje clave para leer y meditar

1 Corintios 6:9–20

La fórmula de la libertad

Céntrese en el amor de Dios

Reconozca que Dios le ama con amor eterno. (Jeremías 31:3)

Respete la forma maravillosa en que Dios le hizo. (Salmos 139:14)

Controle sus emociones negativas. (Proverbios 28:13)

Permítase volver a sentir sus antiguas emociones.

Pida a Dios que rompa las cadenas de sus emociones infantiles.

Deje de actuar basado en sus emocioanes. (Salmos 119:11)

Rehúsese a dejarse arrastrar u obsesionar cuando surjan las emociones irracionales.

Repítase verdades bíblicas cuando lasemociones negativas le impulsen a hacer cosas indebidas.

Analice qué es lo que le provoca la tentación sexual.4 (Santiago 1:14)

Identifique lo que lo hace vulnerable al deseo sexual.

Evite cualquier cosa que estimule la tentación sexual.

Acepte su verdadera identidad. (Gálatas 2:20)

Acéptese a sí mismo y el género que Dios le dio.

Decida ser la persona que Dios quiere que sea.

“En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti”. (Salmos 119:11)

Libertad

Libérese de cualquier relación homosexual. (1 Corintios 15:34)

Invite a Cristo a que controle su vida y entréguele su cuerpo para que él lo controle. (Romanos 6:11-14)

Bendiga a Dios porque él suplirá todas sus necesidades emocionales. (Filipenses 4:19)

Enfrente la verdad de que el comportamiento homosexual es un pecado y está prohibido por Dios. (Romanos 1:26–27)

Reconozca que tiene un Redentor, Jesucristo, que lo ha librado del pecado. (Lucas 4:18)

Tenga siempre en mente la perspectiva eterna y céntrese en las prioridades divinas para vivir en santidad. (Hebreos 12:1)

Abra la puerta a las relaciones saludables. (1 Corintios 15:33–34)

Deseche la creencia de que puede obtener libertad gracias a su fuerza de voluntad. (Juan 15:5)

“ Puede considerarse que la homosexualidad es

“natural” para algunas personas?”

La homosexualidad puede considerarse “natural” porque el pecado también lo es para el pecador. Entonces, el comportamiento contra naturaleza puede parecer natural a quienes tienen deseos que van contra su naturaleza. Pero, desde el punto de vista divino, la homosexualidad es contra naturaleza y una perversión de la creación divina.

“Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira…Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”. (Romanos 1:24-27)

“ Amo en verdad a mi pareja homosexual. ¿Cómo puedo

romper nuestra relación y lastimar a alguien a quien amo tanto?”

El verdadero amor no es egoísta y siempre busca el mayor bien para el amado. Si realmente ama a alguien, ¿cómo puede atraer la condenación de Dios sobre esa persona?

“Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece”.(Proverbios 27:6)

Temas relacionados con la homosexualidad

El abuso sexual infantil:

La tormenta interior

La culpa:

Cómo vivir libre de remordimiento

Su valor personal:

Una cuestión de visión

Adicción sexual:

Cómo salir de sus redes

Integridad sexual:

Cómo equilibrar su pasión con la pureza

La tentación:

Atraídos por la mentira

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.orgwww.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados.

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • • •


Un Comentario

Comentar