¿Necesita una afinación?

Becky y David llevan cinco años de casados y están a punto de tener familia. Después de 15 años de casados, Gail y Pat están distanciados porque están abrumados por la escuela y las actividades de la iglesia de sus tres hijos adolescentes. Norman y Betty acaban de enviar a su último hijo a la Universidad, y se sienten como extraños el uno para el otro. Todas estas parejas tienen algo en común: ¡necesitan una afinación para su matrimonio!

El matrimonio es la relación interpersonal más intrincada y en ocasiones, la más difícil. Su matrimonio es un regalo especial de parte de Dios que necesita trabajo y mantenimiento constante. Ya sea que tenga cinco años de casado (a) o cincuenta, usted puede hacer que su matrimonio marche sobre ruedas, como un auto nuevo cuando se le da una buena afinación.

“Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud”.(Proverbios 5:18)

Para los esposos. Necesidades de su esposa

La esposa necesita afecto.

Dígale palabras de afirmación y elogio.

Déle tarjetas, flores y regalos.

La esposa necesita conversación íntima.

Hable al nivel de los sentimientos.

Escuche con preocupación e interés.

La esposa necesita honestidad.

Comprométase a conducirse siempre con verdad.

Comparta sus pensamientos y sentimientos incluyendo el contacto visual.

La esposa necesita seguridad financiera.

Asuma la responsabilidad de las finanzas.

Planee con ella el futuro.

La esposa necesita compromiso.2

Haga de su esposa y de su familia su prioridad terrenal más alta.

Reafirme a su esposa verbalmente acerca de la firmeza de su compromiso.

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella”.(Efesios 5:25)

Para las esposas. Necesidades de su esposo

El esposo necesita admiración.

Comuníquele que reconoce sus valores y logros.

Confírmelo en sus capacidades.

El esposo necesita apoyo en el hogar.

Cree una atmósfera apacible en el hogar.

Administre el hogar eficientemente.

El esposo necesita satisfacción sexual.

Sea una pareja participativa.

Asegúrele que la satisface sexualmente.

El esposo necesita una pareja con apariencia agradable.

Mantenga su cuerpo en forma con dieta y ejercicio.

Vístase correctamente y en forma femenina.

El esposo necesita compañerismo durante sus momentos de descanso.

Desarrollen intereses mutuos.

Conozca las actividades y deportes que le gustan a él.

“El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal todos los días de su vida”.(Proverbios 31:11–12)

Falsas expectativas

Demasiadas personas se casan esperando una ganancia personal. Cuando se hace un análisis profundo y honesto, se encuentran los siguientes razonamientos: Ella me va a hacer feliz, o él me va a cuidar. Pero con el tiempo esas expectativas irreales se convierten en esperanzas y sueños fallidos que pueden producir raíces de amargura.

El matrimonio…

me proporcionará amor y aceptación

me dará afecto e intimidad sexual

me rodeará de una familia amorosa

me proporcionará seguridad financiera

me dará la seguridad de que alguien me cuidará

Conclusiones más comunes

“La vida es demasiado corta para vivir así. Seremos más felices si nos dejamos”.

“Este matrimonio no tiene la bendición de Dios. Nunca debimos casarnos”.

“Hemos tratado todo y nada funciona. Nuestra situación no tiene remedio”.

“Es mejor para los hijos alejarse de esta situación tan tensa”.

“Nunca seré feliz en este matrimonio. Trataré de ‘soportar’ mientras los hijos crecen”.

Versículo clave para memorizar

“Someteos unos a otros en el temor de Dios”.(Efesios 5:21)

Pasaje clave para leer y meditar

Efesios 5:22–33

Bases del pacto matrimonial

Comprométase a resolver los problemas, no a abandonar al otro. (1 Corintios 7:27)

Ofrezca amor a su cónyuge, aunque no sienta ganas de hacerlo. (1 Corintios 13:4–8)

Considere que su matrimonio es el escenario puesto por Dios para su crecimiento espiritual. (Proverbios 15:31)

Elimine la exigencia de sus derechos. (1 Corintios 6:19–20)

Fundamente su propia identidad en Cristo. (Gálatas 2:20)

Pida a Dios que lo cambie a usted. (Salmos 51:10)

Alimente sus relaciones personales con el resto de su familia. (Éxodo 20:12)

Entréguele sus expectativas a Dios. (Salmos 62:1–2, 5)

“¿ Cuál es el propósito de Dios para el matrimonio?”

Dios tiene un propósito singular para el pacto matrimonial. La relación de casados nos da la maravillosa oportunidad de imitar la relación de Cristo con su esposa (la iglesia). De la misma forma en que Cristo se dio a sí mismo a la iglesia, usted y su cónyuge deben estar dispuestos a sacrificar sus deseos individuales por el bien del compromiso marital.

Compañerismo (Amós 3:3)

Dios los unió a usted y a su cónyuge para ser compañeros toda la vida. El verdadero compañerismo crece dentro de la relación matrimonial cuando existe unidad emocional, espiritual y física.

Placer (Proverbios 5:18)

La relación matrimonial y su cónyuge son regalos especiales de Dios para usted. El disfrute verdadero de la presencia de su compañero(a) surge del dominio propio y de un corazón de servicio.

Paternidad (Génesis 1:28)

El primer mandamiento de Dios que se encuentra en las Escrituras es “creced y multiplicaos”. El anhelo de Dios es que la tierra se llene de descendientes piadosos.

Perfeccionamiento (Romanos 8:29)

En la relación matrimonial íntima, descubrimos las debilidades de nuestro cónyuge. ¡Y él también descubre las nuestras! Dios utiliza tanto nuestras debilidades como nuestras fortalezas para hacernos mejores y conformarnos a nosotros y a nuestros compañeros a la imagen de Jesucristo.

“El que halla esposa halla el bieny alcanza la benevolencia de Jehová”.(Proverbios 18:22)

Temas relacionados con el matrimonio

Adulterio:

La trampa de una relación prohibida

La familia mixta:

La receta de Dios para su éxito

La comunicación:

El meollo del asunto

Fomentando la cercanía:

Aprendiendo el lenguaje del amor

Consejería prematrimonial:

¿Está listo para el compromiso?

El cónyuge incrédulo:

El poder de un testimonio silencioso

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados.

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • • •


Un Comentario

  1. Bueno,justo lo que necesito para estar preparado cuando me case. Dios los Bendiga.

Comentar