Un oasis en tierra extranjera

De un momento a otro, ha sido transportado a una tierra extraña. El terreno es desértico y desconocido, por ningún lado encuentra algún objeto familiar. Todo a su alrededor es árido y seco, y no sabe a dónde acudir para encontrar alivio. Sin embargo, no tiene opción alguna, debe seguir adelante, con la esperanza de encontrar un oasis algún día.

¿Dónde se encuentra? En la tierra de la viudez, donde el corazón clama a Dios…

“Extendí mis manos a ti, mi alma a ti como la tierra sedienta” (Salmo 143:6)

“El dolor golpea mi alma como un rayo. El impacto penetrante paraliza mi mente por un momento, pero después la realidad de la pérdida desvanece esa primera impresión con torrentes de desesperación”.1

—Carolyn Rhea

Causas externas del dolor

Los viudos y las viudas experimentan algunos de los siguientes sentimientos:

Pérdida del compañerismo

Soledad en la alcoba matrimonial

Cambios en el estilo de vida

Baja auto estima

Carencia de una saludable auto suficiencia

Atrapado por el pasado

Tiene que criar solo a los hijos

Limitados recursos financieros

Vivir a través de los hijos

Buscando otra pareja

“Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados”. (Hebreos 12:15)

“Dios es el que me ciñe de poder, y quien hace perfecto mi camino”. (Salmos 18:32)

Versículo clave para memorizar

Para la viuda:

“Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos”. (Éxodo 14:14)

Para el viudo:

“Dios es el que me ciñe de poder, y quien hace perfecto mi camino”. (Salmos 18:32)

Libro clave para leer y meditar

El libro de Rut

Noes y síes para las viudas y los viudos

No se deje dominar por la autocompasión.

Sí . . . Aprenda lo que es el contentamiento en sus circunstancias. (1 Timoteo 6:6)

No busque otra pareja para que cuide de usted.

Sí . . . Busque a Dios para que supla sus necesidades. (Isaías 54:5)

No se deje dominar por la culpa falsa.

Sí . . . Acepte la gracia de Dios para usted. (2 Corintios 9:8)

No tome decisiones importantes mientras está de luto.2

Sí . . . Establezca sus prioridades. (Eclesiastés 3:4)

Creciendo en la gracia

Reconozca su dolor. (Juan 11:34–36)

Comparta su dolor con otra persona.

Exprese sus sentimientos más íntimos.

Reconozca sus debilidades. (2 Corintios 12:9–10)

Admita que es incapaz de llevar su dolor a solas.

Reconozca que Dios usará su poder a través de su debilidad.

Entregue a Dios el control de su vida. (Proverbios 3:5–6)

Reconozca que Dios controla su vida soberanamente.

Sea más consciente de la presencia del Espíritu Santo y ríndase a su control.

Responda a la gracia divina. (Isaías 43:2; Romanos 8:18; Salmos 34:18; Jeremías 29:11; Salmos 147:3; Salmos 32:8; Salmos 68:5; Hebreos 4:16)

Reconozca que Dios le ama y no lo abandona.

Permita que Dios sane sus heridas emocionales.

Rehaga su vida. (1 Pedro 5:10)

Reconozca que Dios tiene un propósito para usted.

Involúcrese en la vida de otros.

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”. (Proverbios 3:5-6)

Ministerios especiales para los viudos

Oración

Ayuno y oración para interceder por otros (Lucas 2:36–37)

Consejería

Aconsejar a otros con sabiduría divina (Rut 2:22)

Enseñanza

Entrenar a otros en la sana doctrina y en cómo vivir piadosamente (Tito 2:1–5)

Servicio

Trabajar para ayudar a otros (Rut 2:17–18)

Hospitalidad

Ofrecer una cálida y generosa bienvenida a los invitados (1 Reyes 17:9)

Dar

Reconocer y proveer para las necesidades económicas de los creyentes (Lucas 21:1–4)

Síntomas de la viudez

LUTO

Abandono—se siente dejado por su pareja

Abrumado—incapacidad para funcionar solo

Inútil—sin propósito en la vida

Resentido—enojado con Dios por permitir la muerte

Parálisis—incapaz de aceptar la realidad cotidiana

Aislamiento—no participa con otras parejas

Descuido—solitario e incomprendido

Culpable—remordimiento por acciones del pasado

“Me rodearon ligaduras de muerte, Me encontraron las angustias del Seol; angustia y dolor había yo hallado”. (Salmos 116:3)

Temas relacionados con la viudez

La depresión:

Cómo salir del abismo de la desesperación

El luto:

Cómo recuperar la paz después de perder un ser querido

La esperanza:

El ancla del alma

La soledad:

Cómo estar solo sin sentir soledad

La soltería:

Soltero pero contento

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

ESPERANZA PARA EL CORAZÓN

P.O. Box 7, Dallas, TX 75221

1. Carolyn Rhea, When Grief Is Your Constant Companion: God’s Grace for a Woman’s Heartache “Cuando el dolor es su compañero constante: la gracia de Dios para el corazón de una mujer”, (Birmingham, AL: New Hope, 2003), 3.

2. Lynn Caine, Being A Widow, “Soy viuda”, (New York: Penguin, 1990), 233–34.

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. Todos los derechos reservados. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • •

Comentar