Preguntas difíciles acerca de la infertilidad

Crissy y Brian llevan siete años de casados. Todos sus intentos de tener hijos han fallado, lo cual ha sido muy frustrante para ellos, pues al mismo tiempo que tienen que lidiar con el dolor de la infertilidad, luchan con cuestionamientos tales como:

“¿Por qué a nosotros? ¿Acaso Dios nos está castigando por algún pecado en nuestras vidas? ¿Por qué Dios no nos ha dado la bendición de tener hijos? ¿Deberíamos considerar la opción de adoptar un hijo? ¿Cuál es el punto de vista de Dios acerca de la adopción?”

Quizá usted también ha luchado con el dolor que provoca no tener hijos. Si usted tiene preguntas como las de Crissy y Brian, veamos a algunas respuestas a las preguntas difíciles respecto a la infertilidad.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6–7)

“Los hijos biológicos no son la única herencia o bendición que Dios nos da. Aunque no hubiera otra, la bendición de la salvación es suficiente para darnos regocijo constante”.1

—Vicky Love

El camino del dolor a la paz2

Suposición: “Naturalmente, tendré hijos”.

Ansiedad: “¿Hay algo malo en mí?”

Negación: “Solo es cuestión de tiempo para que pueda concebir”.

Impacto: “¡Nunca pensé que esto podría pasarme a mí!”

Ira: “¡No es justo que me esté pasando esto a mí!”

Regateo: “Dios, si me das un hijo, te prometo ser una mejor persona”.

Culpa: “Este debe ser el castigo por algún pecado”.

Aislamiento y depresión: “Nunca seré como los demás. Nunca podré ser feliz”.

Apatía: “Realmente no importa”.

Dolor: “El sueño de mi vida se ha esfumado”.

Búsqueda: “Dios, por favor ayúdame a entender este dolor”.

Aceptación y crecimiento: “Buscaré la voluntad de Dios para mi vida y me centraré en ayudar a los demás”.

Contentamiento aun sin tener hijos

Llevaré mi ansiedad a Dios en oración. (Filipenses 4:6)

Confiaré totalmente en Dios aunque no comprenda sus razones. (Proverbios 3:5)

Sé que a Dios le interesan los deseos de mi corazón. (Salmos 37:4)

Me apoyaré en Dios para que me ayude a llevar mi dolor. (Isaías 43:2)

Agradeceré a Dios todas sus bondades. (Salmos 107:1)

Me alegraré por la forma en que Dios responde a mis oraciones. (Filipenses 4:11)

Alabaré a Dios por su fidelidad hacia mí. (Lamentaciones 3:22–23)

Versículo clave para memorizar

“Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová”. (Isaías 54:1)

Pasaje clave para leer y meditar

Isaías 54:1–8

Paz: “Gracias Dios, por revelarte a mí a través de mi dolor”.

Consejos para las parejas

Concéntrese en edificar su matrimonio. (Filipenses 2:2)

Comunique el amor que siente por su pareja. (Efesios 5:29–31)

Confiese los temores y sentimientos que tiene hacia la esterilidad. (Proverbios 24:26)

Elogie, anime y apoye verbalmente a su pareja (Efesios 4:29)

Confronte las dificultades y las diferencias directamente. (Proverbios 27:5)

Cree un estilo de vida de crecimiento y variedad. (Filipenses 2:4)

Cultive la amistad de quienes tampoco tengan hijos. (Gálatas 6:2)

Considere las oportunidades que pueda tener de ministrar a otros. (Tito 3:8)

Encomiende cada día a la soberanía del Señor Jesucristo. (Salmos 118:24)

Crucifique sus deseos egoístas y sea un sacrificio vivo para su pareja. (Romanos 12:1)

“Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo”.(Gálatas 6:2)

Evalúe sus opciones

Abra su corazón para aceptar un matrimonio sin hijos. (1 Timoteo 6:6)

Participe en pruebas de infertilidad para ver sus alternativas. (Proverbios 13:16)

Sustituya la paternidad por otras opciones igualmente satisfactorias. (Proverbios 16:9)

Invierta su vida en los demás. (Isaías 54:2)

Ofrezca relaciones de largo plazo con sobrinas, sobrinos y otras personas jóvenes. (Isaías 54:1)

Nutra la relación matrimonial con su cónyuge. (Génesis 2:24)

Considere la adopción como una buena opción. (Éxodo 2:10)

“Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; pero Jehová pesa los espíritus”. (Proverbios 16:2)

Mitos respecto a la infertilidad

Mito: “La infertilidad no es común”.

Verdad: Una de cada seis parejas en edad de tener hijos es infértil.

Mito: “Una vez que hayas dado a luz a un hijo, siempre puedes tener otro”.

Verdad: La infertilidad secundaria es más común que la primaria debido al inicio de problemas médicos y a la disminución de la fertilidad a medida que la pareja envejece.

Mito: “La infertilidad es sinónimo de esterilidad”.

Verdad: La esterilidad es un problema irreversible. La infertilidad es un problema temporal que posiblemente tenga solución.

Mito: “Mi llamado más alto es tener y criar hijos”.

Verdad: Su llamado más alto es ser una persona conforme al carácter de Cristo.

“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. (Romanos 8:29)

Temas relacionados con la infertilidad

La adopción:

Un hijo que nace en el corazón

La ira:

Cómo actuar en vez de reaccionar

Decisiones:

Descubra la voluntad de Dios

La envidia y los celos:

Domando a los indomables

La maldad y el sufrimiento. ¿Por qué?

¿Es Dios justo?

Las aflicciones:

Las etapas del sufrimiento

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

1. Vicky Love, Childless Is Not Less, “No tener hijos no significa inferioridad” (Minneapolis, MN: Bethany, 1984), 18.

2. Para esta sección véase Van Regenmorter, Van Regenmorter, y McIlhaney, Dear God, Why Can’t We Have a Baby, “Querido Dios, ¿por qué no podemos tener un bebé?”, 149–55; Everett L.Worthington, Jr., Counseling for Unplanned Pregnancy and Infertility, Consejería para embarazos no deseados e infertilidad, vol. 10, “Recursos para consejería cristiana”, ed. Gary R. Collins (Waco, TX: Word, 1987), 223–29

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados.

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • • •


Un Comentario

  1. Difícil situación que solamente aquellos que no tienen hijos pueden comprender.

Comentar