Dos preguntas cruciales

En el curso de su vida, usted tendrá que enfrentar varias preguntas que podrían cambiar su vida para siempre. Estas son dos de las preguntas más cruciales que alguna vez tendrá que responder: “¿Es Jesús Dios?” y “¿qué haré con Jesús?”

Cuando Jesús estuvo en la tierra hubo muchas y variadas opiniones acerca de él. Los líderes judíos decidieron que era un engañador. Los oficiales romanos pensaban que era una amenaza para la paz social. Durante su ministerio terrenal ni sus propios hermanos lo apoyaron —él era sólo su hermano. Sin embargo, al principio de su ministerio público, Juan el Bautista vio a Jesús y proclamó con profunda admiración y reverencia,

“He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.(Juan 1:29)

¿Existió Jesús o no?

Josefo, un historiador judío del primer siglo registró la existencia de Jesús:

“Hubo por este tiempo un hombre sabio llamado Jesús, si es que se puede hablar de él como hombre; puesto que fue un hacedor de obras maravillosas—un maestro de hombres que recibieron la verdad con gozo. Atrajo a muchos de los judíos y también de los gentiles. Él era [el] Cristo”. (Antiquities of the Jews “Antigüedades de los judíos”, 18:63)

Tácito, un historiador romano, registró la existencia de Jesús:

“Nerón [el emperador romano] creó sus chivos expiatorios y los sujetó a las torturas más crueles entre los cuales se encontraban la gente común llamada “los cristianos”… el origen de ese nombre fue Cristo, que vivió durante el reinado de Tiberio, y que fue ejecutado bajo el procurador Poncio Pilato”. (Annals, “Anales”, 15.44)1

Plinio, un gobernador romano del primer siglo reportó acerca de los cristianos que:

“Tenían la costumbre de reunirse en un cierto día antes del amanecer, cantaban himnos con versos a Cristo, como a un dios, y estaban unidos por juramento solemne, de no hacer obras de maldad, de nunca cometer fraude, robo o adulterio, nunca falsear su palabra, ni delatar alguna confidencia cuando eran llamados a confesar…” (Plinio el Menor, Letters “Cartas”, 10:96-97)2

Verdades acerca de Jesús

Jesús fue un maestro extraordinario. (Marcos 1:22)

Jesús hizo milagros. (Juan 10:32)

Jesús da vida. (Juan 5:21)

Jesús tiene autoridad para juzgar. (Juan 5:22)

Jesús murió por nuestros pecados. (1 Pedro 3:18)

Jesús provee salvación. (1 Tesalonicenses 5:9)

Jesús envió al Espíritu Santo. (Hechos 2:33)

“Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo”. (Gálatas 1:6-7)

Versículo clave para memorizar

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. (Juan 1:1)

Pasaje clave para leer y meditar

El evangelio de Juan

Testimonios de la deidad de Cristo

Pablo se refiere a Jesús como “Dios” y “Salvador”. (Tito 2:13)

Pedro habla de Jesús como “Dios” y “Salvador”. (2 Pedro 1:1)

Tomás hizo alusión a Jesús como “Señor mío y Dios mío”. (Juan 20:28)

Juan escribió de Jesús como “el Verbo” y como “Dios”. (Juan 1:1)

Jesús dijo que él y Dios el Padre son uno. (Juan 10:30)

En Hebreos, Jesús es llamado “Dios”. (Hebreos 1:8)

En 1 Juan, Jesús se llama “el Dios verdadero y la vida eterna”. (1 Juan 5:20)

En Filipenses, Jesús se describe como teniendo “la misma naturaleza de Dios”. (Filipenses 2:5–6)

En Colosenses, Jesús es completamente Dios. (Colosenses 2:9–10)

En Romanos, Jesús es “Dios sobre todas las cosas”. (Romanos 9:5)

“De quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén”. (Romanos 9:5)

Evidencias de la deidad de Jesús

Profecías cumplidas en Jesús. Compare las profecías del Antiguo Testamento con su cumplimiento en el Nuevo. (2 Pedro 1:21)

Resurrección de Jesús de los muertos. Compare las teorías falsas con los hechos reales de la resurrección. (1 Corintios 15:7–8)

Testimonio verbal de los testigos y mártires.Escuche con su corazón a los testigos que arriesgaron su vida para proclamar la verdad. (Juan 20:28)

Testimonio de vidas transformadas. Considere cómo fueron cambiadas las vidas de quienes depositaron su fe en el poder del Cristo resucitado. (Romanos 6:4)

Obras que hizo Jesús que sólo Dios puede hacer. Examine las obras sobrenaturales de Jesús que revelan que él es Dios. (Marcos 2:5–7)

“ Por qué es importante que Jesús sea Dios? ¿No es

suficiente con que él, como Abraham (Romanos 4:3), haya sido un hombre justo?”

Siendo Dios, Jesús no pecó. Por eso pudo ofrecer el único sacrificio puro (al derramar su sangre en la cruz) por medio del cual quita los pecados de toda la humanidad. Sólo siendo Dios es que Jesús tuvo poder para ofrecer perdón y vida eterna a quienes confían su vida a él.

“Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”. (1 Pedro 1:18-19)

Temas relacionados con Jesús

Ateísmo y agnosticismo:

El gran debate

La Biblia, ¿es confiable?

La verdad puesta a prueba

El perdón:

Cómo liberar a otros

Dios, ¿Quién es él?

¿Quién dice usted que es Dios?

El Espíritu Santo:

¿Quién controla su alma?

El cónyuge incrédulo:

El poder de un testimonio silencioso

Si desea más información, llame al 1-800-488-HOPE (4673) o visite www.hopefortheheart.org

www.esperanzaparaelcorazon.org

Nuestros representantes le atenderán con gusto.

1. Citado en Darrell L. Bock, Studying the Historical Jesus: A Guide to Sources and Methods “Estudio del Jesús histórico: Una guía de las fuentes y los métodos”, (Grand Rapids: Baker, 2002), 49.

2. Pliny the Younger, “Plinio el menor” Letters, with an English Translation, “Cartas, con una traducción en inglés”, trad. por William Melmoth, rev. por Winifred Margaret Lambart Hutchinson, Loeb Classical Library (New York: Macmillan, 1915), http://www.vroma.org/~hwalker/Pliny/Pliny10-096-E.html.

Todas las citas están tomadas de la Versión Reina Valera Revisión 1960. © 1988 Sociedades Bíblicas Unidas Todos los derechos reservados.

© 2006 HOPE FOR THE HEART• • • • • •

FacebookTwitterGoogle+EmailStumbleUpon

Comentar


*